Vettel y Leclerc: Un problema de lujo

 

 

La temporada 2019 de Fórmula 1 supondrá un desafío para Ferrari, que deberá definir la estrategia con que gestionará a un futuro campeón y a un tetracampeón del mundo.

Por Koty Sandoval

Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes, calificó el futuro de Ferrari como una problemática que todos quisieran tener; contar con dos pilotos de talla mundial en su parrilla. Y es que el austríaco tiene experiencia en el tema luego de haber lidiado con Nico Rosber y Lewis Hamilton en su equipo, quienes a fin de la temporada 2016 terminaron sin rastros de la amistad que los unió desde pequeños luego que el alemán ganara de forma brillante el mundial de ese año dejando al británico relegado al segundo lugar.

Desde septiembre de 2018, cuando Ferrari anunció el despido de Räikkönen para reemplazarlo por Charles Leclerc, los especialistas han festinado con la posibilidad de que el «Rookie del año» termine por sepultar el paso de Vettel en Il Cavallino, ya que de no ser campeón este año, sería despedido de la escudería tras cuatro años sin probarse la corona, perdiéndola de manera consecutiva ante su archirival Lewis Hamilton.

Pero, ¿tiene Leclerc la materia prima para vencer a Vettel? La respuesta es sí, pero no quiere decir que lo haga de inmediato en su año de debut en Maranello. El monegasco arrasó en la GP3 y la F2, y al llegar a la F1 logró entrar en los puntos apenas en su cuarta carrera en la máxima categoría. Su velocidad sin precedentes sumado a su estilo de pilotaje aseguran que estamos frente a un futuro campeón del mundo, pero todos parecen olvidar quién será su rival a vencer…

Sebastián Vettel no llegó a Ferrari porque sí. El alemán forjó su historia con talento y momentos épicos, como ganar una carrera a bordo de un Toro Rosso, toda una hazaña considerando el contexto en que se dio. Lamentablemente las sombras de su actualidad en el equipo rojo eclipsan las características del tetracampeón, siendo su despiste en su GP local la cúspide de su mala temporada 2018, que fue coronada con el triunfo de Hamilton que, gracias a los errores de Vettel, pudo ser pentacampeón mundial tras llegar cuarto en México.

Todos recordamos el desastre de Alemania, pero pocos recordamos también Silverstone, donde con una estrategia impecable y temple de acero, Seb se quedó con el Gran Premio de Gran Bretaña dejando a Hamilton regando un mar de lágrimas y quejas, por las cuales luego debió disculparse en redes sociales.
Es difícil ver hoy al Vettel real tras el manto borroso que crean sus recientes fracasos, pero de algo hay que estar seguros: el tetracampeón del mundo sigue ahí, y el monegasco lo sabe, es por eso que pese a la advertencia de Mattia Binotto, director de Ferrari -que dictaminó que ambos serán libres de competir en pista- sabemos que los de Maranello tienen sus fichas puestas en Vettel como el número uno. Y quién sabe, quizás el hambre de Leclerc despierte a la bestia de Heppenheim y podamos ver una vez más al chiquillo que nos deslumbró calzándose la corona de campeón durante cuatro años consecutivos y cambiando para siempre lo que solíamos entender como «talento natural».

Comenta con tu cuenta Facebook

Comentarios (554)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comunidad Chilena de fanáticos
Fórmula 1 Chile


Diseño digital & Webs 7sevendigital.com